Conócete a ti mismo

La Gran Decisión

Si puedo conmigo, puedo con todo.

¿Quieres el éxito en la vida? Repite con nosotros:

Soy un ganador.

El siguiente paso es comprender qué significa esto. Y, una vez lo hayas entendido, repetirlo en serio.

Lo creas o no, ésa es la única decisión que tienes que tomar.

La razón es que, si te quieres de verdad, no sólo vas a dejar de ser una persona que se sabotea: te vas a convertir en todo lo contrario.

¿Y qué es lo contrario de alguien que se sabotea?

Exacto. Un ganador.

Chica curiosa: ¿Un winner?

Autor: Depende.

Un ganador es la clase de mujer o de hombre que se ama y se lo demuestra constantemente.

Una persona que invierte más tiempo, energía y emociones en las cosas que importan y puede controlar. Y menos en aquellas que no importan o sobre las que no tiene control alguno.

Como ya sentenció Marco Aurelio hace casi dos milenios:

La sabiduría es el arte de aceptar aquello que no
puede ser cambiado y de cambiar aquello que puede
ser cambiado…

…y, sobre todo, de conocer la diferencia.

Sin dar la espalda jamás a esta verdad, definimos al ganador como alguien que:

1. Sabe lo que quiere y por qué lo quiere.
2. Tiene un plan.
3. Va a por ello.
4. Disfruta del proceso.
5. Deja el mundo mejor de como se lo encuentra.

En el momento en que decides trabajar estos cinco puntos con inteligencia y honestidad, empiezas a sintonizar con la frecuencia ganadora.

Y perseguir la excelencia se hace fácil.

A fin de cuentas, buena parte de las lecciones que vas a extraer de este sitio no son más que consecuencias lógicas de esos cinco pilares.

Por ejemplo, para avanzar en la vía del ganador… ¿qué tres recursos vas a necesitar?

Chica curiosa: ¿Tres?

Autor: Sí. Los tres recursos más preciados del ganador.

Aquellos que has de cuidar como si te fuera la vida en ello. Porque te va la vida en ello.

PDL-ML