La Raíz De Todos Tus Problemas

Quererse sale caro.
Pero no quererse SIEMPRE sale más caro.

¿Vives una vida gris y aburrida? No. Esa monotonía no es más que el reflejo de otra cosa:

La falta de amor hacia ti mismo.

¿No te comes una rosca? Prueba a quererte e inténtalo de nuevo.

¿Estás al borde de la ruina? De acuerdo, la crisis. Pero quizás si te hubieras querido más no habríamos llegado a estos extremos.

¿Algún problema de salud? Muchos “expertos” te dirán: te ha tocado.

Aquí, en cambio, te decimos: quiérete más.

Vale, suena exagerado. Pero ¿y si el 99 % de tus problemas se solucionaran aprendiendo a quererte de verdad?

¿Y si toda psicología del éxito partiera del amor propio?

Continuará en el próximo artículo…

PDÉ – ML