Características de una personalidad irresistible.


Un hombre de verdad sonríe ante los problemas.

Recoge fuerza de la angustia.

Y crece con la reflexión.

Un hombre de verdad no nace de la piel.  Es creado desde el interior, y solo usa accesorios en el exterior.

Un hombre de verdad no es solo un conversador natural.

Es alguien que siempre es visto con admiración y respeto. Y si, definitivamente sabe cómo comportarse con las mujeres también. 

Si de verdad quieres ser un hombre que es respetado como un caballero de clase, aquí tienes estas características  que necesitas añadir a tu personalidad.

No es algo que pueda ser cambiado en un día, pero todo lo que necesitas es ir en la dirección correcta para convertirte en un hombre de verdad, que es todo lo que deberías ser.

Y créeme que hoy en día son escasos esta clase de hombres.

#1 Ten principios. Esto se trata de quien eres. ¿Tienes principios en la vida? ¿Has creado unas cuantas reglas o códigos de ética en los que crees?

Un hombre con principios es un hombre que claramente define sus creencias de lo que está bien y lo que está mal y se aferra a ellas.

¿Podrías estafar a alguien por dinero?

¿Tendrías sexo con una mujer estando muy borracha como para darse cuenta?

¿Comprendes la idea, cierto?

Un hombre con principios tiene un código firme de conducta y está perfectamente conectado con su consciencia para diferenciar entre lo que debe y lo que no debe hacer.

#2 Las mismas reglas aplican para el. Muchas personas nisiquiera se dan cuenta de esta regla. Un hombre de verdad sigue las reglas universales que aplican para otros y para el mismo.

Si el espera que alguien se disculpe porque han llegado tarde, el también debería hacer lo mismo si llega tarde también.

El es imparcial, no crea diferentes reglas para él y otras para los demás.

#3 Tu palabra es oro. Cuando haces una promesa, la cumples sin importar lo que pase. La mayoría de las personas no entienden esta lógica, porque se rigen por un conjunto de valores que no son sólidos, pero a nos ser que no haya forma de mantener tu palabra, harás todo lo que puedas para mantener la promesa que has hecho.

#4 Un hombre de verdad es caballeroso. Un hombre de verdad sabe cómo comportarse con una mujer, trata a su esposa o novia con amor y cariño, y siempre se comporta caballerosamente hacia ella.

Él es su pilar y la ayuda siempre que puede hacerlo. 

#5 Respeto y humildad. Un hombre de verdad es humilde y elegante. Pero a la vez, carga consigo un aura de autoridad, confianza y es decisivo.

Siempre respeta a todos a su alrededor a no ser que su comportamiento llame por una respuesta violenta. Es cortes hacia las mujeres de todas las edades y nunca las trata o las hace sentir insultadas.

#6 Un hombre de verdad tiene sueños. Perseguir tus sueños y aspiraciones con pasión y trabajo duro. Un hombre de verdad es dedicado con sus sueños, pero al mismo tiempo no descuida las promesas que ha hecho con la persona que ama. No importa que tan ocupado estés, siempre harás tiempo para las personas o persona que amas.

#7 Vestido de forma sofisticada. Un hombre de verdad no es adicto a las modas, pero sabe cómo cuidarse y mantenerse limpio. Está bien vestido y presta atención a su apariencia.

#8 Es consciente de su mundo. Un hombre de verdad no es un ignorante. Se preocupa por todo lo que pasa a su alrededor y sigue el rastro de las cosas que le interesan.

Es inteligente, un hombre del mundo y uno con quien puedes hablar de cualquier tema y confiar para recibir un buen consejo si le preguntas.

#9 El hombre de verdad tiene buenos modales. Puedes ser una persona fría cuando tengas que serlo, pero se generoso dando cuando veas a alguien que realmente lo necesite.

Si no le debes nada a nadie, no estás obligado a ayudar a alguien sin ninguna razón. Pero un hombre de verdad ayuda a esos necesitados, pero no cuando estas personas pueden ayudarse a ellos mismos y no lo hacen por dejadez o vagancia.

#10 Es determinado. Un hombre de verdad, es determinado, es apasionado y leal a sus sueños y aspiraciones. No se acobarda cerca de los problemas o barreras. Planea sus movimientos y ejecuta sus ideas con confianza y determinación.

#11 Camina en alto. Un hombre de verdad no se inclina o camina como si fuera un ladrón. Hace su sentir su presencia  y camina con gracia y confianza.

Se respeta así mismo y no siente la necesidad de aparentar ser humilde o débil frente a otra persona.

#12 Un hombre de verdad no es callado. No seas vergonzoso o silencioso en tu comunicación o comportamiento. Un hombre de verdad siempre llama las cosas por su nombre, es sencillo y veraz, a no ser que vea la necesidad de esconder la verdad.

El no anda moviendo los pies de incomodidad o hace alguna historia para cubrir su incompetencia.

#13 Tiene el control. Ten el control de tu propia vida. Mantén la calma y la compostura incluso cuando las cosas se te están saliendo de las manos.

Un hombre de verdad sabe que el pánico y el estrés lo hacen menos eficiente. El planea, toma decisiones y se concentra en las consecuencias de sus acciones con la mente calmada y con compostura.

#14 Un hombre de verdad, conoce sus prioridades. ¿Sabes qué es importante para ti? ¿Y sabes qué es lo que realmente debería importarte?

La mayoría de los hombres están confundidos acerca de sus verdaderas prioridades en la vida. La familia y la persona que amas están antes que los placeres individuales que ofrece el mundo.

#15 Un hombre de verdad acepta su culpa. Estate preparado para aceptar tus errores, y no los repitas una y otra vez.

Un hombre de verdad no le echa la culpa a alguien más por sus errores. Es consciente de sus errores y promete no repetirlos nuevamente.

Entiende que aceptar sus errores y sus derrotas no lo hace más débil. Solo lo hacen más determinado. ¡Más fuerte!

#16 Un hombre de verdad es divertido. Alégrate, anímate para que la gente sienta que eres accesible y que se puede bromear contigo.

El humor es poderoso. Mucho más potente de lo que la gente imagina o imaginará jamás. Sin embargo, la mayoría de los hombres  se quedan atascados en un lugar llamado “normalidad, aburrido, y rutinario” durante toda su vida.

Si desarrollas el hábito de sonreír, crearás un estado de ánimo placentero.

La gente a tu alrededor,  te tendrán como una persona feliz y alegre.

¿Y quién no quiere estar con una persona feliz? A la gente les encanta estar con hombres alegres y felices.

Ser un hombre de verdad no es tan fácil como muchos creen. Si realmente quieres ser uno, mantén estos  principios de cómo ser un hombre de verdad y vive por estas reglas. Con el tiempo, serás respetado por el hombre que realmente debes ser.